• Anterior
  • Siguiente

El trabajo no solo nos estresa sino que también puede producirnos enfermedades mentales

  • Un estudio elaborado por la OCDE afirma que uno de cada cinco empleados sufre algún problema psíquico debido a los ritmos de trabajo
Publicado el 19/12/2011 por Paula Barros

Estrés, ansiedad, dificultades a la hora de buscar empleo e incluso la incapacidad para afrontar todas las tareas a realizar son factores que pueden dar lugar a que las personas sufran alguna enfermedad mental.

Así lo afirma un estudio elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyos resultados han detectado que esta situación puede afectar a la vida personal y al trabajo negativamente, tanto durante la realización de entrevistas -los candidatos suelen ser rechazados de descubrirse su problema-, como al realizar su trabajo.

De este modo, las ganas de trabajar y, por lo tanto, la productividad, decaen y pueden dar lugar a depresiones, absentismo laboral y, finalmente, el temido despido, situaciones que se dan en uno de cada cinco casos.

Sin tratar

Según la OCDE, el principal problema de los trabajadores es que su situación es conocida por las empresas, pero éstas no se preocupan ni les brindan el tratamiento que necesitan para afrontar su situación, superarla y rendir lo exigido o, al menos, lo normal.

Así se da en el 80% de los casos, en los que, antes que proporcionar ayuda a sus empleados, las empresas prefieren crear un ambiente de incomodidad, miedo y llegar al despido si lo consideran necesario.

Es por ello que la organización ha decidido ofrecer a las compañías una serie de consejos para controlar y ayudar a sus trabajadores en casos de desórdenes mentales:

- Nunca amenazarles con el despido, sino garantizarles su puesto de lograr superar sus afecciones.

- Controlar las bajas laborales prolongadas y actuar mediante ayuda psicológica.

- Apoyar a los empleados y organizar el trabajo para que todas las labores sean repartidas equitativamente.

Los datos no engañan: los problemas mentales provocan una reducción de entre el 3 y 4% del Producto Interior Bruto de toda la Unión Europea. ¿Hora de actuar?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


La cocina de mi abuela