Mejor trabajar para vivir que vivir para trabajar

  • Un estudio realizado por la Universidad de Canberra revela que un mal trabajo empeora en mayor medida la salud mental que el desempleo.
Publicado el 21/03/2011 por Laura Villamonte
 

“El trabajo es salud”, reza la sentencia popular, pero esto no es siempre cierto. Las situaciones de desempleo son muy estresantes y reducen sensiblemente nuestra salud mental; pero, según los últimos datos publicados en la revista British Medical Journal, la salud mental se reduce en 5,6 puntos cuando se pasa del paro a un mal trabajo. El estudio, realizado por la citada universidad australiana sobre los datos recogidos de más de siete mil personas en edad laboral, son claros: un mal trabajo es peor para nuestra salud mental y nivel de estrés que el desempleo. Para la realización de esta investigación sobre la calidad psicosocial de los puestos de trabajo, se tuvieron en cuenta diferentes variables, como las demandas y la complejidad laboral, el nivel de control y la seguridad percibida en el trabajo.

Algunas conclusiones

Un “buen” trabajo, con un sueldo fijo y con ciertas garantías de continuidad proporciona muchos beneficios. Las personas en esta situación no desarrollan altos niveles de estrés y su salud mental mejora sensiblemente; además, la certeza de tener un papel social definido, un horario establecido y unas relaciones profesionales satisfactorias son los factores que más pesan en este bienestar psicológico. Justo en las antípodas se encuentran los empleos en los que se tiene poco o ningún control sobre las tareas y no brindan apoyos y recompensas. En estos casos, nuestro nivel de estrés se dispara y nuestra salud mental se ve realmente afectada.

Según este estudio, los trabajadores que encontraban un empleo mejoraban su salud mental, pero esta mejora se disipaba rápidamente si el trabajo no era de buena calidad o no se sentían satisfechos y, en muchos, empeoraba ya que se observaron, entre otros síntomas, un aumento de los niveles de depresión y estrés.

Los autores de estudio concluyen: “La salud mental de aquellos que estaban desocupados era comparable o superior a aquellos que tenían empleos de la más baja calidad psicosocial".


La cocina de mi abuela
cerrar

También te puede interesar...

Aprender a confiar en uno mismo, clave de tu éxito laboral y personal

Hay ciertas situaciones en tu vida que debes apostar por ti mismo. ¿Quieres conseguir ese empleo [...]

Cursos que te pueden interesar

Implika

Si quieres es desarrollar trabajos de comunicación o negociación,  en los que se busque un entendimiento mutuo entre varias partes (por ejemplo, solucionar un problema entre una compañía y la opinión pública, o crear una imagen positiva y un buen ambiente entre los empleados dentro del área de trabajo) este curso podría ser justo lo que buscas. En sus centros de Valladolid, Pamplona y Bilbao, Implika te enseñará en el protocolo, las relaciones públicas y en la psicología aplicada.

Curso

Presencial en Vizcaya, Navarra, Valencia/València, ... [+]

Gesforem

Gracias a este curso conocerás todo los tipos de maltratos que existen, cómo diferenciarlos y cómo tratarlos. A lo lardo de los 10 temas se abordarán casos reales y se estudiará la normativa vigente.

Curso

Semipresencial en Vizcaya
Curso

Semipresencial en Vizcaya