Página 1.

EDISUR

Hay pacientes que necesitan atención médica mucho antes de llegar al hospital. Su vida depende de ello. Si quieres aprender a valorar el estado del paciente y realizar las maniobras necesarias para salvarle la vida, estudia con EDISUR el curso de técnico en emergencias sanitarias. Además, Ver mas

Presencial

Curso

Granada

600 horas aprox

Consultar- Facilidades de Pago

Aranda Formación

¿Quieres conseguir tu grado medio en emergencias sanitarias y trabajar en centros de urgencias o en transporte sanitario? Esta es tu oportunidad. Fórmate con los mejores y consigue el trabajo que te gusta. Ver mas

Presencial

Curso

Madrid, Madrid, Madrid, Madrid, Toledo

Consultar

EXITAE

¡No te quedes sin tu título de técnico en emergencias sanitarias o no podrás trabajar como ello! Consigue tu titulación de forma fácil con Exitae. Aprenderás todo lo necesario, técnicas de primeros auxilios, métodos de clasificación por gravedad en víctimas de accidentes, técnicas de inmovilización, Ver mas

A distancia

Formación Profesional

Madrid

Consultar

Implika

¿Quieres conseguir tu título oficial de Técnico en Emergencias sanitarias? Implika te lo pone muy fácil con este curso. Hazlo y tan solo tendrás que presentarte al examen oficial de pruebas libres para tenerlo en tus manos. Ver mas

Presencial

Formación Profesional

Vizcaya, Navarra, Valencia/València, Valladolid

Consultar

Churruca Formación

Este curso pretende dotar al alumno/a de los conocimientos necesarios para poder prestar primeros auxilios y/o atención sanitaria de emergencia cuando la situación lo requiera. Ver mas

Presencial

Curso

Consultar

Implika Madrid

Los primeros minutos después de producirse un accidente son los más críticos. Saber qué hacer y cómo hacerlo puede salvar muchas vidas. Y este es el objetivo de este programa de Implika. Aprende a prestar auxilio y a desarrollar planes de emergencia. Ver mas

Presencial

Formación Profesional

Madrid

300 horas

Consultar

Medicina de Urgencias

Perfil:

Las destrezas requeridas con la principal misión de prevenir, diagnosticar y manejar los aspectos agudos y urgentes de la enfermedad o de una lesión son: alto grado de responsabilidad, disciplina y trabajo en equipo; capacidad para supervisar el trabajo de otros, para reaccionar con criterio y para poder marcar prioridades. Además son fundamentales el equilibrio emocional y mucha resistencia física y psicológica, ya los servicios de urgencias tienen turnos de trabajo muy prolongados y se enfrentan a situaciones humanas muy complicadas.
 

 

Tareas:

Para comenzar hay que distinguir entre una urgencia médica - como toda aquella situación que lleva al paciente o a sus familiares, a solicitar asistencia médica inmediata - y una emergencia - como un grado superior, es decir, una urgencia vital - . En los cuidados urgentes, sin el tratamiento en su debido tiempo, podría resultar un deterioro convirtiéndose en una emergencia, o causar daño prolongado, desarrollar enfermedades crónicas...

Los médicos y enfermeros especializados en urgencias y emergencias son expertos para prestar cuidados a los pacientes graves con alteraciones de sus funciones vitales o riesgo para su salud y/o de muerte, dentro y fuera de los hospitales, además de encargarse de la valoración y tratamiento del paciente en situaciones críticas. Prestan atención médica ante cualquier situación en la cual existe un peligro inmediato, real o potencial para la vida del paciente (cuadros críticos agudos, accidentes, catástrofes, etc.) o riesgo de secuelas graves permanentes. En ambos casos, se trata de una especialidad donde el diagnostico y tratamiento se realiza de manera conjunta, sin perder un minuto ya que de haber retrasos el paciente podría fallecer o empeorar su condición clínica.


Campo profesional:

La actividad laboral de estos profesionales se centra en dos campos: la atención médica prehospitalaria (en el lugar del incidente, durante el traslado de la víctima, hasta su entrega al hospital receptor, así como son los responsables del mantenimiento operativo del equipo médico y reabastecimiento de medicamentos y soluciones para unidad móvil de cuidados médicos) y la atención hospitalaria actuando en las unidades integrales que el hospital dedica para recibir, estabilizar y manejar pacientes que se presentan con una gran variedad de condiciones urgentes.

Junto a médicos y enfermeras, el personal paramédico de emergencias se compone de profesionales entrenados al nivel el del técnico-intermedio médico para realizar actividades prehospitalarias complejas en diversos contextos de urgencia. Por general, previa autorización médica, aplica fármacos y efectúa procedimientos quirúrgicos menores, en el caso de que la emergencia lo requiera.


Perspectivas laborales:

Las expectativas son muy favorables en especial en los servicio de urgencias pediatría, ginecología y cardiología. Además, un campo de trabajo con muchas oportunidades está en el desarrollo de programas de mejora continua de la calidad y de indicadores de eficiencia en los servicios de urgencias.


Titulaciones:

En estos momentos, los programas de formación son a través de cursos de especialización en su mayoría dirigidos a sanitarios, personal de enfermería y socio-sanitario. Según anunció el ministro de Sanidad, Bernat Soria (abril de 2009), se va a crear la especialidad de Medicina de Urgencias, que podría contar con sus primeras plazas en la convocatoria MIR 2011-2012. Por ahora, la mayoría de los profesionales que trabajan en emergencias son médicos de familia, enfocados al trabajo en centros de salud, o médicos con diferentes especialidades que desarrollan su trabajo en las emergencias de los hospitales. La especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias reconocerá la labor de los profesionales que ya desarrollan su actividad en este campo, además de ofrecer una formación "más exhaustiva" a todos los médicos interesados en su ejercicio profesional. Esta nueva especialidad se enmarca dentro de las acciones del Ministerio de Sanidad y Consumo para mejorar la planificación de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS), adaptándola a las necesidades y demandas de los profesionales y pacientes.





SOCORRISMO

Dentro de la medicina de urgencias puede incluírse el socorrismo, profesión que requiere cualidades como una buena forma física (para acceder a muchos cursos se pide ser capaces de nadar 200 m. en 4 minutos y 15 segundos), disciplina, responsabilidad, disposición psíquica y capacidad de reacción para afrontar todo tipo de urgencias.

 

Tareas:

El socorrista está entrenado para vigilar, prevenir, atender y dar una respuesta inmediata de rescate acuático, así como proporcionar una atención primaria de emergencias a aquellas en situación de riesgo dentro o en torno del agua. Su prioridad es procurar que ningún daño ocurra sobre los bañistas anticipando y minimizando las condiciones o conductas de riesgo, labor preventiva por la cual los anglosajones empiezan a optar por el término Lifeguard (guardavidas) para designar a estos profesionales.


Campo profesional:

Pueden trabajar en diferentes áreas acuáticas de recreación y deporte, piscinas, ríos, lagos, balnearios o playas, a cargo de los ayuntamientos o de empresas privadas. Sus actividades y obligaciones están reguladas por diferentes convenios (instalaciones acuáticas, parques acuáticos, polideportivos y piscinas municipales e instalaciones deportivas y gimnasios). De momento, no existe un convenio colectivo común lo que provoca ciertos abusos por parte de algunas empresas contratadoras. Además, pueden realizar una labor formativa.
 

Perspectivas laborales:

Este trabajo puede estar desarrollado de forma profesional o por jóvenes voluntarios que optan conseguir algo de dinero extra en las temporadas estivales, sobre todo en hoteles y piscinas de urbanizaciones. En muchos lugares ni siquiera es posible plantearse la labor del socorrista como un trabajo estable y duradero. Desde el año 2003 muchos de los socorristas en España son argentinos que emigran para trabajar en el verano español tentados por sueldo pagado aquí frente a las malas condiciones económicas del país americano. Además del intrusismo laboral que afecta al sector, es frecuente que las empresas contratan auxiliares de torre -que cobran menos- poco preparados en vez de profesionales altamente cualificados. Otros problemas que afectan a los socorristas españoles es la no estipulación de un salario mínimo, así como la no concreción de la jornada laboral unificada para todo el sector (con frecuencia deben afrontar de hasta 9 y 10 horas consecutivas de jornada laboral en hoteles y parques acuáticos).
 

Titulaciones:

Las administraciones han desarrollado una exigencia formativa de ámbito estatal, que regula las competencias que debe dominar un socorrista acuático a la hora de desarrollar sus tareas. La Cualificación Profesional de los Socorristas se encuentra publicada en el BOE (Real Decreto 1521/2007, RD 295/2004 y RD 1521/2007). Los cursos básicos - la Cruz Roja propone uno de 520 horas- otorgan una titulación de socorrista que capacita para desarrollar actividades de rescate, salvamento y emergencia.