Página 1.

Asociación de Enfermería

Un embarazo siempre es una buena noticia, sin embargo implica también que la madre debe estar muy preparada para los futuros cambios que va a sufrir y de ser capaz de cuidar de su bebé. Asociación de enfermería ha creado este curso para dar respuesta Ver mas

A distancia

Curso

Valencia/València

380 horas

80€ + gastos de envío

Asociación de Enfermería

La menopausia implica muchos cambios hormonales que pueden afectar tanto física como psicológicamente. Si quieres convertirte en un profesional o simplemente conocer más sobre el tema para uso personal, realiza este curso de asociación de enfermería. Ver mas

A distancia

Curso

Valencia/València

380

75

Asociación de Enfermería

CITOLOGÍA Objetivos del curso Que el alumno obtenga un conocimiento básico de la citología y de los trabajos con microscopio que habitualmente se requieren al profesional de la enfermería. Descripción del curso: El curso profundiza en el conocimiento de la citología, atendiendo al siguiente índice: La célula; Citología; Estudio Ver mas

A distancia

Curso

Valencia/València

380

75

Ginecología

La ginecología y obstetricia es la rama de la medicina que se encarga de proporcionar atención relacionada con el embarazo y el sistema reproductor femenino. Su actividad diaria se basa en el asesoramiento de mujeres durante los 9 meses de gestación y el parto para evitar posibles anomalías así como el diagnóstico y tratamiento de problemas de salud específicos de las mujeres como el cáncer de mama, el cáncer de cuello de útero, trastornos hormonales y síntomas vinculados a la menopausia.

¿En qué consiste su actividad?

1. Embarazo: Conocer el historial médico de la mujer en estado de gestación para evitar posibles problemas durante los meses de embarazo, controlar el estado de salud del bebé o prevenir posibles complicaciones en la paciente, feto o placenta son clave para garantizar un parto seguro. En la primera visita al ginecólogo durante el embarazo se realiza una citología y una exploración de mamas y piernas para evitar la aparición de  varices. Entre la semana 11 y 13 se lleva a cabo la primera ecografía para valorar el tamaño del bebé, descartar malformaciones y medir el pliegue nucal (región de la nuca donde se acumula líquido de forma fisiológica y transitoria en el bebé durante los meses de gestación). En la semana 16 o 17 se hace una nueva ecografía para escuchar y ver el latido cardiaco y observar la movilidad del bebé. Entre la semana 19 y 21 se realiza un examen para ver el tamaño del niño y observarse de forma detallada sus órganos y extremidades para descartar malformaciones. Entre la semana 22 y 24 se programa una analítica donde se descarta la diabetes gestacional, en la semana 28 se recomienda la iniciación de actividades preparatorias para el parto y se hace una tercera ecografía para valorar el crecimiento del bebé y calcular la cantidad de líquido amniótico. Entre la semana 35 y 38 se valoran los resultados de la analítica, se realiza un cultivo vaginal y rectal y se valora mediante una exploración la posición del bebé. Entre las semanas 40 y 42 (fecha en la que se suele inducir el parto si este no se produce) se realizan monitores fetales, y, en ocasiones se redacta un perfil biofísico. Durante todo el embarazo los ginecólogos deben estar muy pendientes de las infecciones de orina ya que estas pueden relacionarse con el parto prematuro y aumentar considerablemente el riesgo de aborto.

2. Menopausia y ginecología geriátrica: Se trata del cambio hormonal de la mujer caracterizado por el cese de los periodos menstruales. En esta etapa la labor del médico especialista es la de detectar y evitar el desarrollo de patologías como sangrados posmenopáusicos, bultos en las mamas o lesiones de vulva. Si no hay factores de riesgo las mamografías deben realizarse cada dos años una vez cumplidos los 50.

3. Planificación familiar (métodos anticonceptivos e interrupción del embarazo): Los ginecólogos son los encargados de recetar y controlar la toma o el uso de métodos que reducen casi al 100% el riesgo de embarazo y la trasmisión de enfermedades sexuales. Los métodos más utilizados por las mujeres españolas son : Métodos Hormonales (Por vía oral: píldora, minipíldora, píldora postcoital; por vía intravaginal y transdérmica: anillo vaginal y parche: inyectables: inyección mensual o trimestral ; implante subcutáneo: de una o dos varillas) DIU (Dispositivo Intra-Uterino de cobre o de liberación hormonal), Métodos de barrera (preservativo, diafragma y preservativo femenino) y Esterilización voluntaria (ligadura de trompas, método essure u obstrucción tubárica y vasectomía). También son los encargados de practicar el aborto voluntario, entendiendo como tal la provocación de la muerte biológica del embrión para su eliminación. El Ministerio de Sanidad publicó en diciembre de 2012 un informe en el que se ponía de relieve el aumento de un 4,7 % del número de abortos provocados en 2011 con respecto al año anterior siendo el perfil más común el de jóvenes españolas entre 20 y 24 años.  De ellos el 65,56 % se produjo antes de las 8 semanas.

4. Enfermedades de la mama:

a) Mastalgia, quistes y bultos: En el sector médico son conocidas como enfermedades fibroquísticas. La mastalgia es el trastorno benigno de la mama más frecuente, se caracteriza por un dolor que, generalmente va ligado al ciclo menstrual y que suele reducirse, en casos extremos, con un control de la alimentación (evitando comidas con alto contenido de grasas, bebidas gaseosas, café y té) o analgésicos antiinflamatorios. También puede asociarse con pequeños quistes o bultos palpables que pueden aspirarse fácilmente con una aguja de bajo calibre.

b) Fibroadenomas: tumores benignos que se suelen desarrollar en mujeres jóvenes (menores de 30 años) con estructura de canicas, pequeños, uniformes, con bordes lisos y bien definidos. Son fácilmente movibles bajo la piel, firmes, indoloros y elásticos y se suele extirpar mediante anestesia local.

c) Secreción del pezón: No tiene por qué estar relacionado con el cáncer de mama y puede ser causado por un embarazo, infección, lesión de la mama, lesiones no cancerosas del cerebro, hipotiroidismo grave, mama fibroquística, consumo de algunas hierbas como el anís o el hinojo, uso de medicamentos anticonceptivos, antidepresivos…

d) Infecciones: causadas por la existencia de bacterias comunes introducidas a través de una fisura en la piel, generalmente en el pezón, que provoca dolor e hinchazón en la mama afectada. Es poco frecuente y suele solventarse con la aplicación de calor húmedo al tejido infectado y el uso de antibióticos.

e) Ginecomastia: desarrollo anormal debido al crecimiento excesivo del tejido mamario en los hombres (ya que el proceso en mujeres adolescentes es considerado normal). El uso de analgésicos y compresas frías puede calmar el dolor.

f) Cáncer de mama: Afecta a una de cada ocho mujeres a lo largo de su vida y el número de posibilidades de padecerlo aumenta a la vez que la persona envejece. Algunos factores que pueden alertar de su desarrollo son una primera menstruación antes de los 12 años o la menopausia posterior a los 55. Sus síntomas son: presencia anómala de una masa en la mama, cambio de tamaño y forma del seno o secreciones en el pezón.

5. Vulvovaginitis/Vaginitis/Inflamación vaginal: Se trata de afecciones comunes que se presentan en mujeres de cualquier edad causadas por bacterias, hongos, levaduriformes, virus y otros parásitos. Son las consideradas enfermedades de trasmisión sexual. Se caracterizan por irritación y picazón del área genital, inflamación de los labios mayores, menores o la zona perineal, flujo vaginal excesivo o amarillento, mal olor vaginal, molestias o ardor al orinar… El tratamiento depende de la infección pero suele corregirse con antibióticos orales o aplicados en la piel, cremas antibacterianas o cortisona, antihistamínicos o crema de estrógenos. Las enfermedades bacterianas de trasmisión sexual más comunes en España son: clamidias, gonorrea, hepatitis B, herpes genital, ladillas, SIDA, sífilis…

6. Oncología ginecológica (cáncer de endometrio, cáncer de cérvix, cáncer de vulva…): se trata de la subespecialidad médica centrado en el tratamiento médico y quirúrgico que las mujeres desarrollan en sus órganos reproductivos.

7. Infertilidad o endocrinología reproductiva: enfermedad que impide que una persona pueda concebir naturalmente un hijo o llevar a buen término un embarazo después de un año de vida sexual activa. El tratamiento suele comenzar por la ingesta de diferentes medicamentos o técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV).

Formación

Al tratarse de una especialidad médica poder formar parte del departamento de ginecología y obstetricia de un hospital o centro médico requiere del título de grado o licenciatura en medicina, superar el MIR y aprobar la residencia en la especialidad. Acudir a seminarios, congresos y ferias o participar en cursos y ciclos formativos donde se traten algunos de los temas y nuevas técnicas de tratamiento de las principales enfermedades del sector puede mejorar sus aptitudes profesionales en el desarrollo de su actividad.