Recibe alertas de cursos como estos.

Cajero

Afina tu búsqueda
AFINA TU BÚSQUEDA
     

Formación Universitaria

Los cajeros son figuras es de gran importancia tanto a nivel de pequeño comercio como en grandes superficies. Prepárate para conocer todas las actividades diarias que necesitas saber para convertirte en un experto en embalaje, registro y cobro, entre otras cosas.

Curso

A distancia
140 horas

Euroinnova Formación

Capacita al alumno en el dominio de las técnicas y actitudes que permiten acoger, atender, vender y cobrar en un comercio con la máxima eficiencia.

 

Curso

A distancia
140 horas

Euroinnova Formación

Curso para aprender a gestionar stocks, pedidos, ventas y cobros de un comercio informáticamente. Solicita más información.

 

Curso

A distancia
85 horas

Cajero

Se entiende por cajero de un establecimiento comercial a la persona cualificada encargada de sumar la cantidad generada en una compra, cargar al consumidor la cantidad y recibir el pago (en efectivo o mediante tarjeta electrónica) por los productos o servicios proporcionados.

¿Cuáles son sus funciones principales?

 

Cobrar las compras de los clientes Envolver, empaquetar o embolsar (en el caso que sea necesario) lo que los clientes hayan comprado Responder a las preguntas de los clientes así como dar información acerca de las políticas de devolución, atención al cliente u hojas de reclamaciones disponibles en la tienda Realizar devoluciones y cambios de mercancía Dar la bienvenida a los clientes Hacer el recuento de la caja antes y después de su turno En algunos establecimientos, los cajeros pueden tener que comprobar la edad de los clientes en la venta de productos restringidos por edad como el alcohol o el tabaco.  Almacenaje y colocación de productos en sus estantes cuando estos se agotan o no están bien ordenados Entregar cupones promocionales o vales de descuento Tratar de fidelizar a los clientes manteniendo una actitud amable y cercana

 

Formación

Aunque no se necesitan estudios reglados para acceder a un puesto como cajero, es conveniente tener ciertos conocimientos básicos de matemáticas (para dar correctamente el cambios y realizar operaciones de devoluciones de artículos) e idiomas (en el caso de trabajar en grandes establecimientos donde exista gran afluencia de público extranjero).

Asimismo, es conveniente en algunos casos cuando no se tiene experiencia previa, realizar alguna clase de estudios básicos que te enseñen las técnicas de venta, cobro o gestión en general de los comercios para lograr fluidez en el desarrollo profesional de la actividad.

Es muy frecuente, especialmente cuando se trata de grandes almacenes, que los cajeros, al ser contratados, reciban formación breve práctica que les familiarice con los procedimientos específicos del local. Dependiendo de la empresa para la que se empiece a trabajar recibirán clases con entrenamiento ficticio o serán los encargados de la tienda con más experiencia los que les den el cursillo formativo in-situ los primeros días de trabajo.

Una vez que se adquiere más experiencia, los cajeros pueden ascender y promocionarse dentro de la empresa.

Perfil

Amabilidad ante todo. En muchas ocasiones los cajeros serán los encargados de atender las reclamaciones de los clientes. A veces serán quejas incorrectas o fuera de tono, pero siempre hay que tratar a todos los clientes con amabilidad. Saber escuchar sus quejas y ayudarles a resolver sus problemas manteniendo la calma es imprescindible para el desarrollo correcto de sus funciones. Destreza manual. Los cajeros están constantemente utilizando sus manos: usando la caja registradora, envolviendo los regalos que han comprado los clientes, colocando artículos en sus estanterías… Saber escuchar. No hay nada más desagradable cuando vas a comprar que la persona responsable no te dé la información necesaria sobre un producto concreto. Los cajeros deben informar a los clientes acerca de todas las quejas que ellos tengan y para ello hay que saberles escuchar. Resistencia física. Los cajeros deben ser capaces de estar bastante tiempo de pie cuando están únicamente trabajando en las cajas registradoras.  Por su parte, la fuerza será importante para poder cargar con algunos objetos pesados.

Horarios

 

Una de las grandes desventajas de estos profesionales son sus horarios laborales. A veces trabajan con horarios de mañana y tarde, fines de semana, festivos (sobre todo ahora que se ha aprobado la ley en la que los comercios pueden abrir todos los días del año). Además, en fechas importantes como en el día previo a las rebajas, tienen que trabajar hasta bastante tarde para cambiar todos los precios a los productos.